[Cap II] Que se llama soledad

I.Christian

No era miedo precisamente lo que sentía Christian, las cuatro copas de vino ya estaban haciendo su efecto. Otra vez la decepción de un encuentro malogrado. La voz en su interior resonando por enésima vez «Ella no vendrá», oídos sordos, el corazón lleno de frustración y alcohol.

El temor a la soledad desatiende los veintisiete años recién cumplidos, como si el mundo fuera una bomba de relojería, demasiadas noches se asientan debajo de sus ojos. Christian no conoce la paciencia, piensa que el tiempo es una simple extensión del sufrimiento.

–¿Va a desear algo más?– la voz del camarero es una sentencia

–No lo creo, gracias

–Puede quedarse hasta que lo desee

La frase era una mano en el hombro, pero también un espaldarazo.

Ya dan las doce y la gente se va retirando del local, cada persona que pasa por su lado lo mira –no hay nada peor que la lástima, los demás te observan por encima del hombro, son superiores, tienen vidas más valiosas que la tuya, porque están acompañados, porque esta noche se van a ir a la cama con otra persona, van a abrazarla, a besarla, a hacerle el amor; a esa hora en que los cuerpos se funden en el éxtasis, ellos se hunden entre las sábanas, y uno se acuesta con la soledad–.

Allá afuera hace un poco de frío, Christian usa un sweater como bufanda, camina lentamente, con los sentidos aderezados todavía por el vino, en toda la calle sólo brilla una luz tenue. No tiene ganas de llegar a ninguna parte, el chirrear de los aparatos de un viejo parque de diversiones lo invita a pernoctar allí. Parecen incontrolables los deseos de llorar, aquella muchacha ni siquiera era importante, mas la desesperación es una maquinaria cruel que tritura el alma, Christian lo sabe, pero es incapaz de controlarlo… recostado a un banco se pone los auriculares, llega Sabina como un deja vu.

…En busca de una gatita
A esa hora maldita
En que los bares a punto están de cerrar
Cuando el alma necesita
Un cuerpo que acariciar…

Christian es otro aparato oxidado gimiendo en la oscuridad. No sabe sin embargo que la felicidad podría estar demasiado cerca, a unos escasos metros, llorando también esta noche.

haikus el 2do encuentro regional de la Soka Gakkai en Gibara

El pasado sábado de Mayo, se celebró en Gibara el Segundo encuentro regional de la Soka Gakkai de la República de Cuba. En la nororiental Villa Blanca, nos reunimos  los budistas de Oriente en pro del Kosen-rufu. También se realizó un gongyo en honor de las víctimas del fatídico accidente aereo del 18-M, algunos de ellos familiares y amigos de los presentes. Estas son algunas de las impresiones que me inspiró este encuentro que a pesar del luto fue una experiencia memorable y enriquecedora.

Miembros de la Soka Gakkai RC, en el momento de la recitación del Gongyo
entre los juzus
cantando el gongyo
florecían lotos

***

aquél sábado
entonando daimoku
rugían leones

***

Budismo Nichiren
una bandada de garzas
cruzando el Cacoyogüin

de derecha a izquierda, Héctor Córdova, Kevin León, Arlene Gómez y Camilo Noa, miembros de la división juvenil de la SGRC en Holguín

[Cap I] Que se llama soledad

 con Lyn, por sus noches
frente a la luna…

La soledad, esa a la que Joaquín Sabina llamó su amante inoportuna, nos cala tan profundo a veces, que somos incapaces de darnos cuenta que quizás en cualquier lugar, en este mismo instante, hay alguien esperándonos. Una mirada, un roce furtivo en una multitud, un café, una fiesta, una red social… existen disímiles lazos desatados y nunca se sabe cuál comenzará a moverse para ti. No desistas, no te quedes todo el tiempo en casa.

  1. Luna

No era precisamente dolor lo que sentía Luna, aquellas manos ásperas quizá hubieran dado un placer añadido al apretar su piel, pero apenas podían tocarla en la distancia que supone el éxtasis de un cuerpo demasiado sudado que se mueve sobre ella como si no existiese, todo es tan rápido que hace daño, las manos que desea que la acaricien ahora aprietan las sábanas, mientras unos ojos que no la miran se mantienen fijos en la almohada, casi desorbitados.

Asfixia quizá, ansias de volver a respirar.

Hasta que el cuerpo cae al otro extremo de la cama, la besa en la frente y sonríe, luego se da la vuelta. Después el silencio y la oscuridad.

Luna estira el brazo, pero no encuentra a nadie, todas las noches lo mismo, el sueño repetitivo de alguien que la posee y la desecha, debe ser el estrés –piensa– desde hace tiempo los días son muy largos, el trabajo hasta deshoras, el papeleo… El único sosiego lo encuentra en la música, Sabina se ha convertido en un combustible indispensable, él ha sido su cómplice.

Pone una canción que le ayude a recobrar el sueño, demasiado recurrente, Hombre del traje gris, demasiado recurrente…

Algunas veces vuelo
Y otras veces
Me arrastro demasiado a ras del suelo
Algunas madrugadas me desvelo
Y ando como un gato en celo
Patrullando la ciudad…

Luna mira a través de la luz que se cuela por la ventana, su cuerpo se va enfriando con la brisa de la noche, allá afuera todo es calma. La ciudad rueda despacio, como una lágrima por su mejilla.

dos recomendaciones y un anuncio

¡Hola!, después de varias semanas sin publicar nada por acá regreso para hacerles un par de recomendaciones y un anuncio.

Lo primero es un libro que he estado manoseando por estos días y que aunque aún no me interno de lleno en él, quisiera recomendar su lectura. Es un libro breve, sencillo y locuaz, se trata de ¡Házmelo Señora S! del cual pueden descargar su versión ebook en http://shikka27.cubava.cu  Házmelo… como ya suponen  va de lo erótico, es una especie de crónica de una ninfómana, muy interesante si eres desinhibido/a en lo que a sexualidad se refiere.

Mi segunda recomendación viene con lo audiovisual Continuar leyendo “dos recomendaciones y un anuncio”

Culta y Popular

fui descubriendo que aquello también se me aplicaba, que en fin yo también era medio popular

Cuando conocí a Luna algo de ella me causó muchísima gracia y fue una ocurrencia, por aquellos días ni siquiera nos habíamos visto, lo nuestro flotaba en una madeja de mensajes y citas sabineras. Hablábamos de lo que se suele hablar cuando uno comienza a conocer a una persona, colores favoritos, películas y música. Entonces me dijo “yo soy culta y popular, como los Van Van” y aquello me arrancó una de mis más sonoras carcajadas, algo así no se me hubiera ocurrido en la vida, así que ese día el amor me entró por el sentido del humor. Pero no es de eso de lo que voy a hablar hoy, o sea, no es del amor, uno subvaloraba esa palabra, la decía así como quien dice cualquier cosa, eso fue otra cosa que aprendí con Luna, pero será para otro día. Continuar leyendo “Culta y Popular”

Hacer Click

no puedes asegurar el momento exacto, solo que sucedió

No, no es un artículo informático, este no es un post técnico y asintomático (válganme todas las cacofonías). Ven, vamos a hablar de otra cosa, hablemos de dibujos animados ¿por qué no?, cuando se tiene lejos a esa persona dueña del brillo de tus ojos uno se inventa juegos, vías de buscar el abrazo sin poder abrazar, entonces se regalan canciones, poemas, citas, y uno envía un sms diciendo cualquier cosa, algo como Dime ahora mismo una película para ver y primero te dice: Ahora mismo no se me ocurre nada, pero al instante te suelta mira, Hotel Transilvania, es animada y me gusta muchoContinuar leyendo “Hacer Click”

El efecto Amy

We only said goodbye with words

 

y uno deja de escribir de momento aunque queden mil cosas por contar

Ayer leía uno de esos post perdidos de Lisandra Puentes Valladares en Intimidades, recién descubro este Blog gracias a una persona muy especial con quien comparto canciones, poemas y café “yo casi lloro el día que no escribió más”–me dijo– y ahora la comprendo.

Con Lisandra me pasa lo que yo llamo “el efecto Amy”, me explico: Una de las cosas que siempre digo, que son de las cuales se me hacen difíciles perdonarme es la de haber conocido a Amy Whinehouse después de que ésta falleciera, me hubiese gustado disfrutarla en el pleno de su carrera, pero no fue así. Continuar leyendo “El efecto Amy”

¿En serio usas tantas redes sociales?

¿Cuánto es tu consumo promedio en Internet?, ¿Cuántas redes sociales ocupas?, ¿Qué puedes hacer?, bastan estas simples preguntas para darnos cuenta de que a veces sin quererlo, entramos en el circulo vicioso de la red convirtiéndonos en esclavos de la (des)información. Por si no nos estamos entendiendo a la primera, lancemos una sola pregunta más ¿Cuántas veces te has visto haciendo scroll una y mil veces en Facebook e Instagram, gastando la preciada hora que nos vende ETEC$A?, creo que ahora sí nos vamos entendiendo. Continuar leyendo “¿En serio usas tantas redes sociales?”

Islamabad [Fito Páez]

Hola gente!, hace mucho tiempo que no escribo por acá y la verdad no es que me pese, es que he estado harto de trabajo, pero siempre me gusta venir y saludarlos, esta vez les dejo una canción de Fito Páez, de su nuevo disco La Ciudad Liberada, el cual salió en el Paquete así que búsquenlo: Continuar leyendo “Islamabad [Fito Páez]”

El mundo y la nueva crisis de los misiles

Cartel sobre la Guerra Fría

Yo ni siquiera había nacido y mi madre era un bebé recién nacido que no entendía que su existencia estaba a punto de convertirse en una de las más efímeras y cortas de la tierra. Era Octubre y 1962, las potencias más grandes que el planeta ha conocido se enfrentaban en una posible Guerra Nuclear, el mundo expectante pone sus ojos en una isla del Caribe, Cuba, donde emergía una joven revolución socialista, justo frente al más grande enemigo del Telón de Acero, EEUU. Misiles Soviéticos en Cuba, Misiles de la OTAN en Turquía, y el fin del mundo tal como lo conocemos, a la vuelta de la esquina. Aquella sería recordada como la Crisis de Octubre o la Crisis de los Misiles.

Más de 50 años después el mismo conflicto se revisita, vuelve a la carga EEUU esta vez contra Corea del Norte, uno de los países más herméticos del mundo, del que conocemos muy poco y del cual la información a la que tenemos acceso es a veces mitificada por los medios internacionales y las opiniones documentadas de algunos extranjeros occidentales que lo han visitado. En esencia el conflicto Corea del Norte-EEUU o Corea del Norte-Corea del Sur y EEUU nunca ha cesado, ni siquiera luego del armisticio de 1953 quedando declarada la frontera entre las dos Coreas como “Zona desmilitarizada”. Continuar leyendo “El mundo y la nueva crisis de los misiles”